12/9/12

Son sueños

Hola. Mi nombre es Lucía. Soy una chica de 13 años que estudia en un instituto de Colombia. Mi padre es mexicano, pero se enamoró de mi madre aquí, en la ciudad donde nací, Cartagena de Indias. Lamentablemente, mi madre falleció durante el parto, así que no llegué a conocerla, pero estoy convencida de que era espectacular. Según mi abuela, era la estrella más brillante del firmamento y única en todo lo que hacía, decía también que yo era una extraordinaria imitación suya, que solo era comparable conmigo. Cuando era pequeña, recuerdo que mi padre se tumbaba a mi lado por las noches. Noche tras noche relataba la misma historia, con su indudable acento mexicano me narraba la historia favorita de mi madre, "Las mil y una noches". Lo poco que sé de mi madre es que nunca llegó a cumplir su sueño, pero hoy le he prometido que se hará realidad a través de mí, ya que no puedo evitar sentirme culpable de ello.

2/8/12

¡Gracias!

Me hubiera gustado tenerte más tiempo cerca de mí, no es que me guste ser egoísta, sé que hay personas que te necesitan más que yo.
¿Qué decirte? Las cosas no me van mal, pero ha habido momentos en los que habría podido estar mejor, aunque siempre saqué las fuerzas para tirar para adelante. Lo más importante que debo decirte es la rabia, la impotencia que siento al no haber podido aprender más de ti. Me hubieras enseñado mucho, lo sé. También siento si a veces no te has sentido orgulloso de mí, por haber hecho algo que no debía, lo siento. No siempre tuve el camino claro.
En estos momentos es cuando más te añoro, tú no tuviste la culpa de irte, nadie tiene la culpa de eso, pero las consecuencias las sufrimos los de tu alrededor.
Ya no merece la pena seguir pensando en eso, no es que me ponga triste cuando te recuerdo, todo lo contrario, me siento orgullosa, feliz de quien fuiste. Claro que me encantaría saber qué opinas de mí, si estoy haciendo las cosas bien o me estoy equivocando en algo, pero intento hacerlo lo mejor que puedo, aunque entiende que no siempre se puede estar al máximo. Intento ser yo todo el rato, no tengo vergüenza de la herencia que me dejaste, la mejor que pudiste dejar. Me dejaste las ganas de seguir aprendiendo día a día, la prueba de que nada es imposible, de que las personas se miden por lo que son por dentro, no por lo que aparentan por fuera. Puede que no haya seguido la lección al pie de la letra, que haya introducido algún que otro cambio que me defina. Así soy yo, y ten por seguro que de ti me he quedado con todo, aunque me faltara tiempo para conocerte mejor. Cuatro años no es tiempo suficiente cuando no sabes ni leer, pero no olvido ninguno de los instantes vividos contigo.
Después de mucho buscar he encontrado el sitio donde quiero estar, ahora sí estoy a gusto con mi vida.
Probablemente escribir esto no sirva de nada, ya no lo leerás. Pero para mí tiene sentido, dentro de mí nunca falleciste, tu recuerdo siempre estará ahí. Si durante todo este tiempo no te abandoné, te prometo que no lo haré nunca. Cada vez que me miré al espejo recordaré que tú fuiste una de las personas que me hizo como soy.
Sí, estarías orgulloso de mí.

31/7/12

CAMP`12



Una experiencia. Sí señor. Todavía no he averiguado que me hizo cambiar de opinión, pero cambié. Ahora, después de decidir ir, me siento feliz. Un campamento sin igual, desde luego, no tiene nada que ver con que sea el primero al que haya ido. Pero me ha hecho darme cuenta de muchas cosas, me ha mejorado por dentro. He conocido a personas a las que tengo como modelo a seguir, a las que admiro profundamente. He visto cosas de verdad, he dado auténticos abrazos, he visto superación día a día, entrega a los demás. Y como siempre, cada vez que conoces más a los demás, te conoces más a ti mismo. Nunca olvidaré ese cariño que me han dado. Estos chicos me han hecho más fuerte, a la vez que también más sensible. Me han recordado cosas que había olvidado y he aprendido a ponerlas en práctica.
Gracias al centro, sobre todo a los monitores, nunca olvidaré este CAMP`12.
Sois únicos, os admiro muchísimo, de verdad.



16/6/12

La roja campeona

Algo mágico, que permite que todo un país sueñe junto. que provoca la emoción de todos sus seguidores. Algo que empieza con una simple jugada y termina con la pelota en la portería del rival: un gol. Un gol resultado del esfuerzo, la ilusión y el compromiso.
Un once donde participan nueve jugadores, cada cual a su manera, pero todos unidos por una única pasión: la pasión de hacer a su país campeón.

14/6/12

12/6/12

Todo lo que tiene un principio, también tiene un final.

El curso está acabado. Después de diez meses vuelve de nuevo el ansiado verano. Esas mañanas playeras, esas tardes con toda la pandi, donde cada uno pertenence a un pueblo distinto, y esas noches únicas e irrepetibles. El reencuentro con esa gente de la que no sabes nada durante gran parte del año, en definitiva, tres meses diferentes, mágicos y especiales, donde uno se olvida de quién es. Durante cada año de mi vida he deseado que esta estación llegara, pero hoy no quiero lo mismo.
Por supuesto que quiero ver a toda la peña, en especial a mi hermanita, que la echo de menos como a nadie. Pero... este curso ha sido increíble, lo empecé con miedo, lo continué con altibajos y lo acabo por la puerta grande. En los últimos meses, mi vida ha mejorado notablemente, me creía incapaz de cosas que hoy son una realidad, y pensaba que los sueños no se cumplían, pero veo que no es así. También es mi último año en el colegio donde aprendí a leer, a sumar y a restar, donde posteriormente me enseñaron a multiplicar, a dividir y, como estas, muchísimas lecciones más. Ya forma parte de mi vida, eso no me lo puede arrebatar nadie. He deseado mil veces irme de allí, perderme en un lugar donde nadie supiera como me llamo y empezar de cero. Pero no, hoy no me apetece eso, me apetece quedarme donde estoy, haciendo lo que hago y siendo lo que soy. Lamentablemente, no puede ser. Me esperan tres meses por delante cargados de emociones y sensaciones (estoy segura) puede que de nuevas amistades (quién sabe) o incluso amores (todo puede ser). Sin embargo, seguiré haciendo lo que me gusta, manteniendo a mi gente conmigo y luchando por lo que ansío.
Recordaré que la felicidad existe y que, con esfuerzo, todo se consigue. Nunca olvidaré que siempre seré yo, algunas veces un poco cambiada, pero siempre yo. Aprenderé de cada error y recapitularé todo lo que la gente que no tengo cerca me enseñó. Confiaré más en mí misma, por esa gente que lo ha hecho y que, por poco que me guste, tengo que dejar atrás. Solo decir un GRACIAS, gracias por enseñarme de lo que soy capaz, gracias por no dejar que me conforme, gracias por animarme a seguir luchando y gracias por recordarme que puedo.
Ha sido un año diferente, con más de una sorpresa, y he aprendido más que en toda mi vida. Pelearé por manterme como hasta ahora, a flote, y recordando que la felicidad te la da los pequeños placeres diarios. En un futuro, no me acordaré de estos tiempos con tristeza, sino con una enorme sonrisa en la cara por lo que un día fui.
Definitivamente ahora sí, estoy donde quiero estar.

7/6/12

Pequeña introducción para el discurso de la graduación

Hoy se cierra una etapa de mi vida, una etapa donde he reído, he llorado, he aprendido, me he enamorado y desenamorado, me he caído y me he levantado, he triunfado y he fracasado. Doce años de mi vida, un ciclo completado. Dejé de ser esa niña que iba por los pasillos, atenta siempre a las indicaciones de las señoritas y ahora dejaré de ser esa adolescente que se reía de las gracias de sus compañeros, esa adolescente que odiaba madrugar para tener francés, lengua o biología a las ocho y media de la mañana para convertime en una joven que, despúes de verano, no sabrá que será de su vida, que tendrá que empezar de cero para forjarse su futuro. La bebé que correteaba por el patio del recreo y que moldeaba plastilina se extinguió. Y, la chica que me queda por ser durante estos últimas horas también va a llegar a su fin. Muchas veces he deseado perder de vista todo, y, ahora que estoy a punto, no me gusta la idea, pero sé que no hay otra solución que seguir adelante.
Pero, cuando lo vea todo negro y me abrume la alusión al pasado, recordaré todo lo vivido en el colegio: los amigos que me he llevado (también enemigos), todos los conocimientos que, con mucha paciencia, han logrado enseñarme los profesores, tantas y tantas cosas imposibles de olvidar y que me han echo ser una más de un grupo maravilloso, de una generación ejemplar. Solo me queda decir que estoy orgullosa de lo que he vivido y que, cuando me sienta insegura, recordaré que soy esa misma alumna, solo que un poquito más mayor.

17/5/12

Un año

¿Sabes? No quiero que vuelvas, ¿o tal vez sí? No lo sé, lo único que sé es que... te quiero. Sí, joder, ya lo he escupido. Sigues siento tú, siempre serás tú.

20/4/12

Desconectada

Me gustaría comenzar esta entrada con una disculpa a todos vosotros. Siento no estar tan inspirada, no escribir todos los días ni poder visitar vuestros blogs. Pero no sé si conocéis esa sensación que nos entra a todos a lo largo de este camino llamado vida. Pues digamos que iba yo tan tranquila caminando por ese extenso sendero cuando sin darme cuenta hice una mala travesía, cogí la ruta equivocada, para ser exactos. Sí, esa, la diminuta senda que te conduce a un túnel sin salida, a un laberinto perdido, o como lo queráis llamar. El caso es que me cuesta ser la misma de antes, ¿motivos? hay varios, la verdad. Me cuesta concentrarme, pero eso no es nada comparado con el estado permanente de pesismismo vital que llevo en el cuerpo, como si lo hubiera enrolado en un papel y después me lo hubiera fumado. Mi muerte es mi pensamiento, supongo que mi cerebro intenta castigarme por haberlo hecho mal, por haber perdido de vista la brújula de la felicidad o algo parecido. Para los que me quieran ver mal, sí, estoy mal. ¿Contentos? ¿Habéis arreglado así todos vuestros problemas? Porque sí es así me alegro de que este mal trago no halla sido en vano. Bueno, con lo que seguía, lo que me mata es que no puedo dejar de idear que no hago una derecha, que no soy lo suficiente buena, que ni siquiera soy buena. No me considero débil, pero como toda persona, no siempre soy yo. Bueno si en los últimos días estoy un poco desconectada es porque estoy buscando mi brújula de la felicidad. Avisarme si la encontráis, entonces seréis mis héroes. Muchísimas gracias por vuestra colaboración.

12/4/12

Corazón o razón

He vuelto al abismo, al miedo, al pánico, al hastío, a más...
He vuelto a saber lo que es mirar atrás.
He vuelto a caer, a gritar, a llorar, a dejar de soñar...
He vuelto a comprender porque no me permito recordar.

¿Cómo desenredar todo lo que se ha entramado?
¿Cómo explicarle que todo se ha esfumado?
¿Cómo conseguir dominar aquello que me espante?
¿Cómo hacer para poder pensar en mirar adelante?

No sé distinguir si miente,
si es él el único delincuente.
No sé si es el que propicia mi huida,
si es el que adelanta mi caída.

En mi interior, una mera emoción posible,
me conformaría con algún hecho tangible.
¿Tan solo la culpa es del corazón,
o tiende a intervenir también la razón?

Bueno, en primer lugar decir que siento si la poesía no está muy bien, la escribí tarde y estaba muy cansada, pero de algún modo tenía que escribirla, tenía que proponer este dilema del que habla el poema, el cual es el siguiente: cuando estamos mal, cuando añoramos tiempos pasados donde todo era felicidad, ¿el dolor viene provocado por nuestros sentimientos (el corazón) o por los pensamientos que tendemos a tener presentes (la razón)?
Al principio, la poesía le echa toda la culpa al corazón, él es el único delicuente. Pero poco después, al ver que necesita hechos que hagan reflexionar y crear pensamientos, empieza a pensar que el raciocinio también puede ser uno de los causantes.
Mi punto de vista es el siguiente, demasiado científico quizás para plasmarlo en palabras versadas, en escritos con música propia, creo que son las situaciones nos provocan ciertos pensamientos, que a su vez estos hacen que generemos sientos sentimientos, que inevitablemente provocan en este caso el dolor, la nostalgia, la aflicción.
¿Qué creéis vosotros? Espero que este primer poema os haya hecho plantearos lo mismo que a mí.

10/4/12

Basta de regalos

Cuando sientes que nace algo nuevo en ti, solo sigue ese sentimiento.
No intentes cerrar los ojos, ni tampoco regalárselo a otra si haber luchado, solo sigue a tu corazón, solo persigue tus sentimientos.
Deja de hacer favores a la gente cediendo eso que ha empezado a importarte, lucha por conseguirlo si es lo que te hace feliz.
Es hora de pensar en ti...

5/4/12

¿Realidad confusa?

¡Basta ya! Me levanto sudado, con el pelo alborotado y las manos temblorosas, pero no es nada comparado con el ritmo cardíaco que mantiene mi corazón en este instante. Abro los ojos repentinamente, como platos. Al principio, me siento un poco atolondrado, confuso, pero poco a poco voy reconociendo los diferentes particulares de mi habitación: el escritorio con el ordenador encendido, los calcetines tirados por el suelo, los cómics en la librería. Menos mal, todo ha pasado, se ha quedado en una mera pesadilla.
Las cortinas sufren ondulaciones que van a menos y la ventana da un estruendoso portazo. Puede que no fuera del todo irreal...

2/4/12

DON`T FORGET

Un límite.

Va, ¿por qué no logro salir de este laberinto interminable? Las paredes cada vez se hacen más estrechas, el oxígeno empieza a escasear y yo... yo me encojo con cada segundo transcurrido. No entiendo el motivo, la causa, el origen, el fundamento, la razón de esta situación, de este agujero negro. Quiero que desaparezca esta sensación, quiero saborear todo lo que me rodea pero algo me impide que lo lleve a cabo. Lucho desesperadamente, lucho, lucho...me he quedado sin fuerzas...me rindo.

Italia

Lugar de sueños, tierra de fantasía. Cada una de sus ciudades, todas bellas, desprende un aroma distinto. Florencia, ciudad de cuento. Siena, sol de la Toscana. Roma, ciudad eterna.
Faltan palabras para decir lo que aquellos rincones te hacen sentir. Visitar Italia es adentrarse en un lugar donde todo es posible, donde está permitido soñar, creer...

En fin, dejo que el vídeo hable por mí.

21/3/12

Lo fatal

Dichoso el árbol que es apenas sensitivo,
y más la dura piedra, porque esa ya no siente,
pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo,
ni mayor pesadumbre que la vida consciente.
Ser, y no saber nada, y ser sin rumbo cierto,
y el temor de haber sido y un futuro terror...
Y el espanto seguro de estar mañana muerto,
y sufrir por la vida y por la sombra y por
lo que no conocemos y apenas sospechamos,
y la carne que tienta con sus frescos racimos,
y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos,
¡y no saber adónde vamos,
ni de dónde venimos!...

RUBÉN DARÍO,
Cantos de vida y esperanza

TUENTI

Buenas, esto va dirigido a tod@s los que hayan recibido mi invitación de tuenti. El por qué de enviarlo, es muy sencillo, estoy harta de escribir para nadie y decidí promocionarme de alguna manera. Sé que el blog no es nada del otro mundo, pero me desahogo escribiendo y, como toda persona, me gusta ser leída.
Gracias por aceptar, si tenéis cualquier queja, no dudéis en comunicarmelo. Si está todo perfecto, que disfrutéis con este espacio.
¿Merezco ser leída no?
Para quien quiera agregarme en Tuenti: Soplidosdelviento Blog
1 beso enorme

:S

Hoy en día cuando un adolescente decirde ir a un concierto, ¿por qué lo hace?
El pasado día estuve en el de un cantante bastante conocido, hacía tiempo que no iba a ninguno, y me quede sorprendida por la cantidad de idioteces que puede llegar a hacer una persona. En cierta manera, me enfuerecí un poco, me da rabia que vayan por "lo bueno que está el cantate" que por escuchar su música, por vivirla desde otra perspectiva, la del directo. Supongo que todo el mundo no piensa como yo, tan poco pretendo eso, pues ¿qué sería del mundo sin su diversidad?
Esto sería entonces lo que piensa una forofa de la música. Perdonar la indiscreción, pero cuando vayáis a un concierto, disfrutad la música.

17/3/12

KONY2012

Hace tiempo que escribí una entrada acerca de las injusticias cometidas en los países tercermundistas. Hoy vuelvo a retomar el tema para hacer ver que ese problema sigue ahí. Con este vídeo no se necesitán más palabras.

Soy de las que piensan que una sola persona no puede cambiar el mundo, pero sí su entorno. Se puede decir más alto, pero no más claro. Si no nos escuchan, yo estoy dispuesta a dejarme la voz para que lo hagan. Frenemos esta injusticia.

11/3/12

No es mejor el que siempre gana

Viene de ver su primera competición. Le brillaban los ojos, un brillo que simbolizaba la admiración que sentía hacie ese deporte. Se fue con ilusión y regresó con una promesa: el año próximo volver, pero como participante. Después de tanto buscar por fin había encontrado su sitio, después de tanto probar se sentía a gusto en algún lugar. Está feliz, el deporte la hace feliz. Cada entrenamiento que realizaba la hace más fuerte, cada ejercicio la ponía más cerca de la victoria. Entonces le vino a la mente cierta cita: "No es mejor quien siempre gana, sino el que nunca se rinde". Tiene la oportunidad, va a por todas.

1/3/12

:)

¿Cómo aceptar que por fin ha llegado ese futuro? Ese que nunca quería que llegara. Cuando era pequeña, siempre había soñado en hacerme mayor, en tener mi propia independecia. Quizás todavía no la tengo del todo, pero ahora que sé como es me gustaría retroceder en el tiempo. Dar más besos, más abrazos, cometer menos errores, jugar más con esas muñecas y dejar de pensar en cuando cumpla los 15. Ahora no tengo prisa, no quiero que el tiempo avance, ahora que he aprendido a ser feliz. Porque cuando me dé cuenta, mis nietos me estarán rodeando con sus juguetes. Vestiré esos vestidos anchos que tanto odio, llevaré el pelo blanco y recordaré con añoranza todos estos momentos de mi vida. Ahí desearé volver a tener 15 años, desearé volver a vivir los momentos que todavía me quedan por vivir, me preguntaré por qué no perseguí mi sueño. Estos 15 años que llevo de vida ya nadie me los podrá devolver, lo hecho hecho está. De algunas cosas me arrepiento, otras son las que me hicieron la más feliz del mundo. He llorado de auténtica tristeza, pero también he derramado lágrimas de felicidad. He estado peleada con el mundo, pero también he sido de las que mejor se he llevado con él. He conocido la verdadera amistad, pero también la enemistad. He experimentado la sensación que te produce el primer amor, y también el primer desamor. Todos esos momentos los volvería a vivir, tanto los buenos como los malos. Volvería ha cometer los mismos errores, de algunos he aprendido, de otros no. En fin, ¿no se dice que cada persona es lo que vive? Pues yo he vivido todo eso, pero aquí no acaba. Todavía quedan en mi vida muchas interrogantes sobre el futuro, y esa única respuesta no la tiene ni el tiempo ni el destino. La tengo yo cuando llegue el momento. Estoy orgullosa de lo que soy y de lo que me he convertido. Estoy orgullosa de todo en mi vida.. Y seguramente de todo lo que me queda por vivir, porque todo, absolutamente todo, lo he elegido yo.

25/2/12

Noticia de última hora

¿Quién no conoce a alguien que solo se preocupe de lo que los demás piensen de él? Sí, hablo de uno de esos esclavos de la moda, de los zapatos y de las marcas, de esos que poco a poco han hecho del mundo desarrollado su tierra, de su peinado su dios y muchas más, perdón por la palabra, gilipolleces, que no tengo ganas de nombrar debido a que no quiero pasar toda la tarde delante de una pantalla sin importancia ninguna y convertirme en uno de esos millones de adictos al Tuenti o al Facebook para ver si tengo "novedades", de esas que circulan por las redes comecocos.
Siento dar la noticia pero creo que es mi deber el decir que esta nueva raza de ser humano (por llamarlo de alguna manera) se está extendiendo rápidamente entre las grandes potencias del s.XXI. Claro, ¿qué hará un bicho de estos en un sito donde no es posible la conexión a Internet o que nadie conoce el último grito en tecnología, como la Blackberry? Ninguna persona que conserve la cabeza sobre los hombros (pocas por cierto, ya que estas sí que están en considerable peligro de extinción) tiene todavía la respuesta a esa pregunta y es que son cada vez más las personas que sucumben ante esta agonía, la agonía de estar en un sin vivir controlado por algún dispositivo inventado por otros.
¿No pensamos hacer nada para evitarlo? Quizás estéis pensando en que eso nunca os pasará a vosotros. Siento decepcionaros, amigos, pero ese no es el mejor antibiótico para esta enfernedad difícil de curar. Tarde o temprano siempre llega, se contagía rápidamente, esta epidemia recorre con énfasis cada rincón de una gran ciudad, así que si frecuentáis esos sitios llevar siempre la mascarilla puesta.



¿Por qué hago esta crítica? Porque nuestra sociedad empeora por momentos, porque estoy harta de salir con lo que yo creo que son mis amigos y estén con el puñetero cacharro, porque no paro de ver como la gente cierra los ojos ante las realidades y se encierra en un mundo de color rosa. Digo esto porque creo que toda persona debe saber que el mundo no es así (siento si he decepcionado a alguien) , que a veces las cosas no salen como uno quiere, que los errores están permitidos, que no hay que ofuscarse cuando no vemos las cosas como queremos. El mundo real es un mundo multicolor, si no me crees mira a tu alrededor, un mundo en el que hay cosas buenas y cosas malas, cosas que nos gustan más y que nos gustan menos.
La mayoría de la gente me tomará por loca, pero yo sí que voy a luchar para conseguir lo que quiero, no me voy rendir ante una masa pendiente de lo que publiquen en sus redes sociales. Voy a vivir con los recursos que forman parte de una vida normal, aprovechando cada isntante y sin dejar que la monotonía me atrape. Y no, yo no soy una de esas muchas personas que dirán que no van a caer y después pasa todo lo contario, porque tengo un proyecto entre manos, el de revelarme a mí misma la definición de "saber vivir".
Pensarlo, ¿qué es mejor? Pasarse el día con una máquina entre nuestros dedos, algo que se puede estropear en cualquier momento y que, sí o sí, acabará fallando por completo. O salir a la calle y probar hazañas nuevas: la aventura de vivir cada día algo distinto.

22/2/12

Mi sueño realidad.

Hoy es una de esas noches, una de las muchas en las que pienso que merece la pena, que hay que intentarlo, no existen verdaderas razones para no hacerlo. Tengo la oportunidad, la opción de conseguirlo, de cruzar la meta, de demostrar que, con empeño, todo es posible. Dentro de mis planes no entrar el desistir sino el morir combatiendo.
Cuando escribo suelo utilizar la tercera persona, nunca hago de protagonista de mis entradas, no me adentro entre las líneas de mis relatos, por mucho que me identifique. Pero esta vez sí lo voy a hacer, en esta ocasión me declaro culpable y por una razón muy fácil de comprender: ahora la que escribe no soy yo, es la pasión que me invade, mi mano es tan solo una mera intérprete de lo que dictan estas ganas de luchar, de vencer. El camino es largo, nadie me informó de lo contrario, pero ya he recorrido la mitad y cada vez veo la meta más cercana. En este preciso instante lo que me invade no es mi yo interior, más bien una fuerza procedente de algún lugar de mi interior que me esclaviza a esta actividad, a este deporte, a este arte marcial, el TAEKWONDO, mi sueño y mi vida. Al ver escrito ese nombre sobre esta hoja sin vida, de pronto, esta deja de carecer de significado e, inmediatamente, la emoción se apodera del cuerpo frágil, el mío. Toma forma un impulso al que me veo obligada a obedecer, las ansias por pisar un tatami. Y, en cuestión de segundos, allí estoy gracias a mi imaginación. Me veo a mi yo surrealista desembocando el actual arrecife de sentimientos patada tras patada. Cada vez que rozo con el pie el peto del contrario, mi alma rebosa de adrenalina, una adrenalina que me hace sonreír día tras día, que me proporciona la felicidad.


Sentada sobre mi cama observo el ligero moratón oscurecido sobre el empeine del pie izquierdo y, efectivamente, ahí está. Me lo hice combatiendo el sábado durante el entrenamiento. Ahora todo cuadra, me doy cuenta, no es mi imaginación, es mi realidad. Estabada donde me apetecía y el pensar que en menos de 24 horas volveré a sentime segura con el dobok puesto hace que duerma tranquila, que poco a poco vaya cerrando los ojos hasta que me duermo, soñando lo que hoy sé que es mi vida.

19/2/12

Ella.

Se levanta un día, no sabe el porqué pero hoy se siente diferente. Nota una nueva sensación dentro de su alma vacía, que poco a poco se va llenando de nuevo.
Ha decidido no volver a mirar al pasado,no volver a revivir cada instante desaprovechado, a ser ella misma, a luchar por lo que quiere, a vivir...como antes.
No le interesa enamorarse, ni tampoco tener amigos de quita y pon. No quiere ser una más del montón, no quiere ser el resultado de una moda absurda ni el clon de ninguna barbie. Le gusta destacar, ¿a quién no? y está decidida a hacerse recordar. Quiere ser única, quiere ser la persona que es.  Lo pensó bien, disfrazarse de otra que no era ella no era moral; ser valiente no significaba dejar de ser quien era para agradar a la mayoría, sino ser ella misma. Desprender autenticidad es la clave, no actuar según los demás, no dejarse llevar por una totalidad banal.
Ahora sabe que no siempre se puede salir ilesa de todas las batallas, que antes o después, se conoce el significado de "derrota". Y sabe que tiene que estar preparada para cuando llegue ese momento, para que cuando caiga solo piense en levantarse, para que no la ciegue la oscuridad. Lo primordial no es no caerse nunca, sino levantarse cada vez que se tropieza, solo así se puede forjar un sendero hacia la victoria.
Y todo esto es lo que está dispuesta a hacer: a no engañarse, a arriesgar por ella, a creer en ella, a ser ella.

17/2/12

Quien ríe el último, ríe mejor

Dicen que quien ríe el último, ríe mejor. ¿Es eso verdad o es solo un tópico? Umm... una pregunta con difícil contestación. Quizás depende de la circunstancia, o quizás no. Puede que solo dependa de nosotros.O de lo que a corto plazo resulta divertido, a la larga puede ser perjudicial. La experiencia demostraría que siempre para el último la carcajada es más sana, que para el que inicia el juego es solo un pasatiempo. No me ha pasado una vez, ni dos, sino varias. Creo que tengo la suficiente experiencia como para decir que el último es el que mantiene la risa, y mientras que la risa continúe, la felicidad continúa con ella. También me he dado cuenta de que lo que a corto plazo parece el paraíso, se va convirtiendo en infierno con el paso del tiempo, que nada es eterno.
La felicidad no llega con una gran carcajada, así, de repente, la felicidad se forma poco a poco, con los pequeños detalles diarios, las características rutinarias que te hacen feliz, tenlo siempre en cuenta.

9/2/12

Ciegas realidades

Apuesto lo que sea a que quien esté leyendo esto se encuentra bajo techo, con una estufa a menos de un metro y recién cenado. Y se estará preocupando por cualquier tontería o pendiente de cualquier otra banalidad, como si aquel bombón ya le ha aceptado en Tuenti. No os culpo, yo también me declaro culpable, soy la primera que revisa el Tuenti cada vez que escribe una frase para saber si alguien le habla.
Pero mientras hacía todo esto me he dado cuenta de una cosa, mejor dicho, de pequeños detalles a los que estamos acostumbrados desde que nacemos, como a tener un plato de comida cada día, a tener ropa de abrigo y un techo en el que refugiarnos, y sí, aparte de todo eso tengo otras preocupaciones. Quizá entra dentro del ser humano tenerlas, o quizás no, nadie lo sabe.
A lo que iba, me he fijado en que mientras que yo estoy en mi casa calentita, hay otras personas que no tienen casa, que no tienen un sitio donde pasar la noche. Que mientras que yo como cada vez que se me antoja, hay niños que se están muriendo de hambre. Que mientras que yo voy al médico por un simple dolor de cabeza, hay personas que se están muriendo de sida: seguro que ahora mismo alguna mujer está siendo violada y que, seguramente, otra se estará muriendo de esa enfermedad que, probablente, la haya contagiado mientras que algún desvergonzado infectado la violaba.
Así, miles de realidades, ¿os pongo otro ejemplo? Cuando yo era pequeña tenía miedo a la oscuridad, ¿a qué niño no le asusta la oscuridad? Cada vez que me asustaba iba corriendo a la habitación de mis padres y me abrazaba a mi madre. Pues que mientras que yo le tenía miedo a algo de lo que podía escapar, hay miles de niños que se encuentran en un campo de batalla, con un arma en la mano, reclutados por obligación y, ¿sabéis que? Que esos niños no le tienen miedo a la oscuridad, ni tampoco a lo que tienen delante, no pueden permitirse el tener miedo, ni tampoco pueden ir corriendo a abrazarse a su madre, porque no la no tienen. Son los llamados niños soldados, ¿habéis escuchado hablar alguna vez de ellos? Como lo vais a escuchar si están a miles de millones de kilómetros de nuestra caprichosa sociedad, ni siquiera nuestra caja tonta ni nuestros políticos saben de su existencia, pero hay están.
Ahora sí que puedo declararme culpable por tener todo lo que tengo y no conformarme.
¿No os parece un poquito injusto esto? Y después nos quejamos porque no tenemos la Blackberry.

4/2/12

Al 100%

Al 100% debes ser tú mismo, al 100% debes vivir cada día, al 100% debes cuidar a la gente que te quiere, a las 100% debes aprovechar cada oportunidad, al 100% debes saborear cada beso suyo, al 100% debes pensar en ti, al 100% debes peleear por lo que quieres, al 100% debes soñar, al 100% debes arriesgar, al 100% debes confiar en la gente que te importa, al 100% debes ayudar a los que te necesitan, al 100% debes vengarte de tu ex, al 100% debes aplicarte al máximo, al 100% debes decirle que le quieres, al 100% debes apreciar lo que tienes, al 100% debes levantarte, al 100% debes ser valiente...
¿¿¿Faltan hechos qué vivir a tope???

¿Y por qué no intentarlo?

Todo el mundo ha tenido alguna meta a lo largo de su vida, y no una, sino unas cuantas. Y yo ahora pregunto: ¿por qué no luchar para alcanzarla? Tenemos dos opciones, la primera quedarnos de brazos cruzados esperando a que por alguna razón venga nuestra meta a nosotros, o bien, podemos ir nosotros a por ella.
Hoy, yo he decidido ir a por ellas, porque no tengo tan solo una, voy a por todas, voy a darlo todo, a caerme y a volver a levantar. Voy a ilusionarme y a pelear, porque soy una luchadora nata y porque no hay nada que se interponga en mi camino. Porque veo que esto puede acabar bien y confío en mí. Sé que lo conseguiré, tarde o temprano, ¿qué más da? Pero sé que alguna alcanzaré.
No digo que vaya a conseguirlo todo, pero iré a por ello. Si algo he aprendido en estos quince años es que lo quieras (de verdad, no vale decir lo quiero y punto), lo consigues. Porque si realmente lo deseas, vas a por ello.
Me conozco perfectamente, pero no por eso tengo que conocer mis límites, eso es una cosa que nadie adivina nunca. Nadie sabe hasta donde es capaz de llegar.
Aunque digan lo contrario, siempre hay razones para continuar, porque la verdad es que cuando una puerta se cierra, otra se abre. Y si ves que no se abre, vas y la abres tú, que no es difícil.

3/2/12

(L)

Cuando te importa algo, solo ve a por él...

Don't surrender!

Miraba hacia delante, lo único que podía distinguir era un diminuto brote de claridad al final del camino. Entre tanta oscuridad y tanto tiempo de tieniebla llegó a divisar algo que creía ya inexistente: luz al final del camino. En el mismo momento en el que se dio cuenta, se prometió a sí mismo que nunca más volvería a mirar hacia atrás, hacia ese recorrido interminable por el que tanto había deambulado, solo se preocuparía por alcanzar ese chispa que tanto había buscado y que ,por fin, había encontrado. Ahora empezó a creer, a confiar, a soñar... y conforme se alimentaba con todos esos detalles, más se iba acercando a lo que, algún día, pensó imposible.

28/1/12

Todo en la vida es música

¿Alguna vez alguien se ha parado a pensar que sería de la vida sin música? Porque yo sí. El encanto de una melodía que encaja, la belleza de una letra que transmite, el silencio de un contratiempo que te atrapa... Todo en la música está compuesto por pequeños detalles, que si un retoque por aquí, un arreglo por allí. Miles de pequeñas notas que en su conjunto forman una de esas canciones que no se te van de la cabeza, diferentes ritmos que forman una danza de estrellas, instrumentos que ríen cuando las notas fluyen, cuando nace una nueva escala y cuando acaba otra.
Las distintas distancias entre las notas salen de mi instrumento, el vaivén de las semicorcheas me cautiva, mis dedos se deslizan a través del oro, la música se escapa de mi interior para que, una por una, todas las personas que me escuchan fantaseen conmigo, viajen a un mundo donde mi canción y la de mi instrumento sean el oxígeno que se respira, que invade cada minúscula célula del cuerpo haciendo que estas se balanceen al ritmo de mi música.
La boquilla encaja con la forma de mis labios, como si la hubieran hecho para tocar conmigo, para ser el traductor que transforme mis sentimientos en notas e intervalos.
La banda calla; es mi turno, el turno de que todas las sensaciones que recorren mi ser cuando me llevo a mi compañero a los labios salgan. El director ya ha hecho el silencio, todas las miradas se dirigen a mí, y yo, consciente de que estoy donde quiero estar, empiezo a liberar ese arroyo de emociones, convertidas en blancas y negras. Soy feliz, estoy feliz, lo único que necesito.
Mi música y yo, yo y mi música.

19/1/12

Ahí va

Siempre parece que da un poco de pereza ponerse a escribir. Yo hoy he llegado a una conclusión: la gente escribe mejor cuando está mal, cuando deja plasmar todas sus preocupaciones sobre un papel, un blog, un diario... Y, bueno, dígamos que cuando se encuentra bien consigo misma no tiene tantas ganas de ponerse a pensar demasiado para hacer una buena entrada. Eso es justamente lo que me pasa a mí últimamente, me he dado cuenta que no merece la pena estar todo el día pensando en lo que podía haber sido y no es, en lo que habría podido tener y no tengo, en lo que podría haber pasado y, sin embargo, nunca ocurrió. La vida es como viene, sin ensayos. Solo se vive una vez, solo se nace una vez, se crece una vez... y, por el contrario, te enamoras muchas veces. ¿No parece un poco paradoja? Puede ser, por esa misma razón no voy a estar lamentándolo: voy a vivir, voy a intentar retrasar todo lo posible el hacerme mayor, voy a ser más niña que nunca, más soñadora, voy a pelear, hoy he decidido disfrutar y eso nadie me lo va a impedir. Sé quién soy y nadie me va a hacer cambiar de idea. No es por ser modesta, pero sé que soy única. Llevo razón, cada persona es única, cada persona te enseña una cosa distinta, y yo voy a ser como una esponja, voy a intentar filtrar todo lo posible, voy a aprender día a día. Puede que cometa errores, muchos, pero sabré cuando lo he hecho mal y cuando no. Sabré disculparme en el momento justo y perdonar cuando haga faltar. Nunca me creeré mejor ni peor que los demás, solo diferente. Diré lo que pienso, caminaré por mis propios pasos, guiándome sobre los de los demás y, alguna vez, mis pasos servirán de referencia para alguien. No voy a dejar que me amargue ese sentimiento de culpa, esa sensación de tristeza, de impotencia, de rabia, de debilidad. No, hoy no, ni nunca más. Hoy he decidido empaparme de alegría, de sueños, de esperanza, de ilusiones, de oportunidades... Hoy he decidido que todo va a acabar. Vale, puede que eso no logre decidirlo yo, pero voy a luchar por vivir cada día, porque cada día que pasa es un día menos y un día más. Un día menos para disfrutar y un día más disfrutado.

;)

Seguro que alguna vez os han dicho que no sois lo suficiente buenos, ¿sabéis qué? No le hagáis caso.